Como ya hemos explicado anteriormente, el suelo pélvico es un conjunto de músculos y ligamentos que sujetan los órganos de la pelvis, estabilizan la posición de nuestra columna y cierran esfínteres.

Cuando esta musculatura está débil, entre otras patologías, puede provocar Incontinencia Urinaria (IU)

Hay tre tipos de IU:

-IU de esfuerzo: Escapes de orina que ocurren cuando la persona realiza un esfuerzo abdominal: coger un peso, reir, estornudar, toser… entre otros.

-IU Urgencia: Escapes de orina posteriores a un deseo imperioso de ganas de orinar. Es muy habitual que los escapes ocurran cuánto más cerca estamos del momento de orinar (subiendo las escaleras de casa, abriendo la puerta…)

IU Mixta: Es la conjunción entre las dos anteriores: esfuerzo y urgencia.

Muchas de las afectadas no saben que se trata de un trastorno de salud y lo asocian a una situación de “normalidad” pues lo consideran algo habitual tras la maternidad, el propio envejecimiento o los cambios hormonales (como el caso de la menopausia), pero gracias a la fisioterapia podemos mejorar y curar esos síntomas.

Si alguna de estas situaciones te suena no esperes más tiempo, cuanto antes atajemos el problema más fácil va a resultar y menos complicaciones secundarias o dolores referidos vas a sufrir. Anímate a cuidarte!